Josep Ribera-Florit

Biografía

Josep Ribera-Florit nació en Barcelona el 13 de octubre de 1935. Hijo de Pilar Florit y de Ramón Ribera -siendo el menor de cuatro hermanos: Mariana, Joan y Ramon-, comenzó sus estudios en un seminario carmelita de Barcelona.

Años más tarde, se trasladó a Roma y en 1957 se diplomó en Biblioteconomía y en Archivística por la Biblioteca y la Scuola Archivistica Vaticana.

En marzo de 1958 falleció su padre. Poco antes de este suceso, se le concedió un permiso especial para ser ordenado sacerdote -religioso carmelita- y restar a su lado hasta sus últimos días.

Durante sus años como sacerdote conoció a la pintora Concepción Comellas Postigo, con quien entablaría una gran amistad.

En 1962 obtuvo la Licenciatura en Teología por la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino de Roma con la calificación de Sobresaliente Magna Cum Laude.

Posteriormente, una vez reinstalado en Barcelona y tras cursar Filosofía y Letras, Josep Ribera-Florit ejerció de Profesor Ayudante a partir de 1967. Se especializó en literatura árabe y sobre esta materia versó su tesina, dirigida por el Dr. Juan Vernet y titulada: La polémica cristiano-musulmana en los sermones del maestro inquisidor don Martín García. Dicha tesina obtuvo la calificación de Sobresaliente, fue distinguida con el Premio Extraordinario de Licenciatura y fue posteriormente publicada en 1968. En el año 1969 se diplomó en lengua alemana por la Escuela de Idiomas de la Universidad de Barcelona.

Tras ganar las oposiciones en 1970, ejerció de Profesor Adjunto y, poco después, alcanzó el grado de “doctor” con una tesis sobre los textos judíos bíblicos en lengua aramea según la tradición masorética babilónica -los primeros comentarios exegéticos de los judíos, conocidos con la denominación de targumim o targumes- titulada:Tárgum Babilónico a los Profetas (Introducción, estudio gramatical y transcripción de los manuscritos targúmicos sobre los Profetas Posteriores en puntuación babilónica). Esta tesis fue dirigida por el doctor Alejandro Díez Macho -iniciador de los estudios arameos en España-, y marcó un nuevo rumbo en la orientación investigadora y académica del profesor Ribera-Florit, encaminándole a destinar su tiempo y sus esfuerzos al mundo judío hebreo y arameo. Esto haría que, posteriormente, fuese reconocido a nivel internacional como el sucesor y continuador del trabajo del doctor Alejandro Díez Macho y fuese invitado a participar en los meetings que celebraba -cada tres años- el International Organization for Masoretic Studies (IOMS).

En 1984 abandonó la vida sacerdotal y contrajo matrimonio con Pilar Casamada, de quien se divorciaría tres años más tarde.

En 1985 ganó la plaza de Profesor Titular en la Universidad de Barcelona.

Sin embargo, al año siguiente falleció su madre.

En 1987 conoció a la escritora y poetisa Esther Bartolomé Pons, de quien se enamoraría profundamente y con quien se casaría en segundas nupcias en 1999.

En 1988 ganó la cátedra de hebreo y arameo por oposición en la misma Universidad de Barcelona, continuando de esta forma su labor en el área de hebreo y arameo y dirigiendo varias tesis dentro del ámbito del Targum, como la del profesor de la Universidad de Girona Joan Ferrer i Costa, sobre el Targum de Oseas según la tradición yemenita, la de la profesora de la Universidad de Barcelona Elisabeth Giralt, sobre el Targum de Amós, y la del investigador Pere Casanellas, sobre el Targum de Zacarías.

En el mismo año, Josep Ribera-Florit y Esther Bartolomé esperaban a su primer hijo; pero a causa de varias complicaciones lo perdieron. En 1992 nació su único hijo: Ezequiel, quien años más tarde se convertiría en actor, escritor y filósofo, además de perpetuar el legado científico-literario de sus padres y el legado artístico de la pintora Concepción Comellas Postigo.

Siguiendo los pasos de su predecesor en la cátedra de hebreo de la Universidad de Barcelona, el Dr. Millás Vallicrosa -fundador de la colección Biblioteca Hebraico-Catalana-, Josep Ribera-Florit puso en marcha en 1993 una colección similar, creada y diseñada exclusivamente por él: la llamada Biblioteca Judaico-Catalana. En ella -gracias a las traducciones al catalán realizadas por reconocidos especialistas en lengua y cultura hebrea- aparecerían publicados importantes textos escritos originalmente en hebreo por judíos catalanes de la Edad Media.

En 1994 fue elegido Director del Departamento de Filología Semítica -cargo que desempeñó hasta 1997-. También ejerció entre 1990 y 2004 de director y editor de la revista Anuari de Filologia: Secció d`Estudis Hebreus i Arameus,  publicada por la Universidad de Barcelona.

En 1999 falleció su hermano Ramon. Tres años más tarde también lo haría Joan.

Paralelamente a sus clases, nunca dejó de cultivar la investigación filológica, lingüística y literaria, ni tampoco la traducción directa del hebreo y del arameo. Fruto de ese trabajo constante vieron la luz numerosas publicaciones en forma de libros, artículos, conferencias, ponencias de congresos…, y fue invitado a participar en simposios nacionales e internacionales y a colaborar en diversas misceláneas y publicaciones colectivas. Destacan, igualmente, sus participaciones en el equipo internacional que fomenta la literatura targúmica -la colección editada por Paul V. M. Flesher, Studies in the Aramaic Interpretation of Scripture, y las editoriales Board y Brill-, en el consejo consultivo de Sefarad y de Miscelánea de estudios árabes y hebreos, en la revista Aula Orientalis, en la compilación del Corpus Biblicum Catalaunicum, en los proyectos Edición de textos Bíblicos y Parabíblicos, en la prestigiosa enciclopedia alemana Thelogie und Kirche y en la famosa Enciclopedia of Midrash. Asimismo, se sumó a la fundación de diversas sociedades científicas, entre las cuales sobresalen la Societat Catalana d’Estudis Hebraics, la Associació d’Estudiosos del Judaisme Català -que se disolvió al fundarse la SCEHB, su sucesora-, la Associació Bíblica de Catalunya y la International Organization for Targumic Studies.

Por esta razón visitó -realizando estancias más o menos prolongadas- numerosas universidades y centros de investigación en Israel, Francia, Italia, Holanda, Gran Bretaña, Estados Unidos, Rusia, etc.

Fomentó la creación, la edición y la dirección de una serie de obras bajo el epígrafe de  Estudios de Filología Semítica. Se trata de trabajos de carácter gramatical o léxico y de textos en lengua aramea y siríaca, para cuya realización recibió el soporte del Ministerio de Ciencia y Cultura.

También contribuyó personalmente a la popularización del arameo en España escribiendo una Gramática del Arameo Clásico-Oficial (1993), que sirve de guía para el estudio del arameo bíblico. El éxito de este libro dentro del mundo universitario le llevó a tener varias ediciones entre 1994 y 2001, así como una Crestomatía del Arameo Clásico-Oficial (2001).

El doctor Ribera continuó desarrollando sus investigaciones sobre la masora babilónica, la literatura judía antigua y rabínica y el judaísmo medieval, sin olvidar el mundo y la cultura sefardí, acerca del cual planificó y llevó a cabo en Barcelona -en 1992- un importante y concurrido Simposio Internacional, cuyas actas fueron publicadas  al año siguiente. Este Simposi Internacional sobre Cultura Sefardita -celebrado en la Universidad de Barcelona del 9 al 11 de noviembre de 1992 y que contó con la participación de destacadas personalidades nacionales e internacionales en los análisis y estudios de la lengua judeoespañola y del mundo literario sefardí- fue el primero en su género celebrado en Cataluña, a pesar de los importantes precedentes que sí hubo en otras zonas de España a partir de 1964 -liderados desde el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Madrid por el especialista Jacob M. Hassán-.

El profesor Josep Ribera-Florit fue, también, director responsable de otros dos congresos internacionales de profunda raigambre en su tierra natal: el I (Barcelona-Girona, 2001) y II Congrés per a l'Estudi dels Jueus en Territori de Llengua Catalana (Barcelona-Cervera, 2004), de los cuales asimismo se publicaron sus Actas.

Respecto al judaísmo medieval, se centró especialmente en el ámbito de Cataluña -entendida en su sentido más amplio-, incluyendo, de este modo, Occitania y la Provenza de los siglos XII, XIII y XIV. Además de enseñar literatura judía medieval durante varios años, dirigió algunas tesis sobre dicha área cultural. Dos de las más importantes fueron La lletra apologètica de R. Iedaia Ha-Penini, defendida por el Dr. Manuel Forcano (Universidad de Barcelona, 1999) y la tesis de la licenciada Esperança Valls, L’Astrología conreada pels jueus catalans medievals: estudi i edició crítica de la part 5ª del Meguil·lat ha Meguil·là d’Abraham bar Khiia, integrada en el capítol 33 del Mss BNF Heb 1058. Como consecuencia de esta doble tarea docente e investigadora, tuvieron lugar numerosas publicaciones de diferentes artículos sobre el poeta gerundense del siglo XIII Meixul·lam de Piera, por quien Josep Ribera mostró siempre una singular empatía, acompañados por la traducción de varios de sus más complejos poemas crípticos. Asimismo, el doctor Ribera llevó a cabo una continuada realización de estudios y conferencias referidos a la personalidad de Maimónides y a la polémica maimonideana en la Cataluña medieval judía.

En el año 2006 se le detectó un tumor cerebral. Se jubiló en 2007, a sus 70 años. En ocasión de ello, se le homenajeó con el volumen Profesor J. Ribera Florit: targum y judaísmo y se le nombró Presidente Honorífico en el III Congrès per a l’estudi del jueus en territoris de llengua catalana -realizado en el Institut d`Estudis Món Jüic-. Pocos meses más tarde, se le concedió el título de Profesor Emérito de la Universidad de Barcelona.

Falleció en Sant Cugat del Vallès el 24 de diciembre de 2007, a la edad de 72 años.

Tras su fallecimiento se publicó su último y póstumo libro, Poemes de Meixul.lam de Piera (2008). Fue traducido al catalán -con la colaboración de la licenciada Esther Jiménez- y, simultáneamente, al castellano por su esposa Esther Bartolomé Pons.

Entre las obras publicadas por el profesor Josep Ribera-Florit se encuentran una docena de libros, entre los que sobresalen sus traducciones al castellano -comentadas- de las versiones arameas de los tres profetas mayores: Isaías (1988) -que actualmente cuenta con una segunda edición desde 2016-, Jeremías (1992) y Ezequiel (2004). Estas traducciones tienen el mérito añadido de ser las primeras realizadas directamente de la lengua aramea original al castellano. Poseen, también, especial relevancia la elaboración de más sesenta artículos ensayísticos centrados en diferentes aspectos textuales, literarios y doctrinales de la exégesis judía de los targumes, campo en el que la labor del doctor Josep Ribera-Florit es mundialmente reconocida, especialmente en Europa, Israel y Norte América.

Josep Ribera-Florit destaca por ser el primero en iniciar en España -a nivel universitario- un serio estudio sobre el arameo en todas sus vertientes y por ser de los pocos en haber tratado -también en España- la masora babilónica aplicada en los targumes de los profetas.